Qué NO hacer cuando visitas Madrid

¿Así que has decidido venir a Madrid a pasar unos días? Fantástico. La capital esconde monumentos, aventuras, una increíble gastronomía, una vibrante vida nocturna y muchas sorpresas.

 

Dentro de todas sus sorpresas, hay algunas buenas y otras no tan buenas. ¿Cómo lo solucionamos? Pues leyendo este artículo en el que te explicamos cómo sacarle todo el jugo a tu escapada a Madrid esquivando todo lo que podría darte dolor de cabeza.

 

Somos tan majos y tan apañados, como toda la gente de Madrid, que hemos dividido las cosas que no debes hacer en tres secciones; cosas que no debes hacer para integrarte, para tener una mejor experiencia y por tu seguridad.

 

COSAS QUE NO DEBES HACER PARA PODER INTEGRARTE

 

Estos son nuestros consejos si quieres disfrutar de la ciudad y todo lo que tiene que ofrecerte si quieres sentirte un poco más local, como si hubieras crecido en Malasaña.

 

Hora de las comidas

Si quieres vivir la experiencia madrileña desde el minuto uno, olvida tu horario de comidas. ¿Comer sobre las 12:30, cenar antes de las 21:00 y vivir como si la sagrada merienda no existiera? ¡Cómo te atreves!

 

En España se come mucho, muy bien y tarde. Si alguna de estas tres características no está en tu menú, no estás siendo un verdadero español.

 

Desayunamos cuando podemos, almorzamos entre las 14:00 y 15:00. Rondando las 18:00 estaría bien que merendaras algo; un bocadillo, sándwich o algo dulce con un refresco o zumo. Y para cenar, a partir de las 21:00 porque si no…¡serás un guiri!

 

Pequeño inciso, en España llamamos guiris a los turistas, normalmente si son británicos y alemanas. ¿Es algo ofensivo? En absoluto. Es más, es un apelativo casi cariñoso debido a que estamos acostumbrados a la gente de fuera, ya que el turismo es parte de nuestra cultura.

 

Así que si lo oyes, no te pongas a la defensiva o pienses que te están insultando, nada más lejos de la realidad.

 

Tipo de comidas

Pruébalo todo. Y cuando decimos todo, es que hay vida más allá de los platos que conoces, paella, o incluso de los de tu propio país.

 

Madrid es una ciudad cosmopolita, internacional, que acoge e integra muchas nacionalidades. Pero, por favor, no busques restaurantes típicos de tu país. Aprovecha tu estancia y descubre los manjares de nuestra tierra.

 

Prueba las tapas, todas ellas. Te recomendamos pedir para compartir entre todos los integrantes de la mesa. Así todo el mundo probará de todo y podréis empezar a hacer vuestra lista de platos favoritos, menos favoritos y los que queréis repetir.

 

Hablando de comida, cuidado con comer en lugares muy transitados, con monumentos o plazas turísticas. Son muy bonitos por sus vistas pero debes tener en cuenta que la cuenta será muy elevada y, no solo eso, en ocasiones la calidad de los platos es menor al tener el tránsito de clientes prácticamente asegurado.

 

Habla un poco de español

No te pedimos un B1, pero sí que lo intentes. Aquí entendemos y comprendemos que el español no es fácil, pero también valoramos la buena intención del que viene de fuera cuando intenta comunicarse.

 

Entre las ganas que le ponen los turistas y el inglés básico que solemos tener los españoles, siempre acabamos entendiéndonos. Por si acaso, aquí os dejamos algunas frases y palabras en español que os ayudarán a abriros camino en la ciudad.

 

Hola / buenos días / buenas tardes / buenas noches / buenas

Hi / good morning / good afternoon/ good night / hi there!

Por favor – Please

Gracias – Thanks

De nada – You´re welcome

¿Dónde está…? – Where is…?

La cuenta por favor- Can I get the bill please?

Yo quiero… – I want…

Yo no hablo español – I don´t speak spanish

¿Hablas inglés? – Do you speak english?

Necesito ayuda – Necesito ayuda

Estoy perdido – I am lost

 

COSAS QUE NO DEBES HACER PARA TENER UNA MEJOR EXPERIENCIA

 

Vestimenta

Debes llevar un equilibrio con tu ropa. Es decir, puede que tengas algo de calor, pero recuerda que vienes a hacer turismo, a andar mucho.

 

Debes llevar ropa cómoda pero recuerda que hay mucha gente, y con mucha seguridad, mucho sol. Antes de chanclas, ponte zapatillas deportivas cómodas y ligeras. Si llevas manga corta y pantalón corto, no te olvides de la crema solar.

 

Y por último, ojo con los cambios de temperatura. Da igual lo que te haya dicho tu agencia de viajes, en España también hace frío y llueve. Échale un vistazo a la previsión del tiempo para llevar paraguas o cortavientos ligero y que ocupa poco.

 

Transporte

Ojo con viajar desde el aeropuerto al centro. Que las ganas de llegar no te jueguen una mala pasada. El viaje en taxi puede ser muy caro en comparación con el transporte público; autobús y tren.

Si sois varios puede que sí sea rentable, la decisión ya es tuya, pero debes tener en mente que cuentas con varias opciones, que son más económicas y ecológicas.

 

COSAS QUE NO DEBES HACER POR TU SEGURIDAD

 

Hablemos de cosas más desagradables. Como toda gran ciudad, hay mucha gente, y no toda ella va de turismo.

 

Aclaremos, antes de nada, que Madrid, a pesar de ser una gran ciudad, cuenta con mucha seguridad y en ningún momento te sentirás incómodo o poco seguro.

 

Es una ciudad muy segura, pero ello no hace que no existan los tristemente famosos carteristas. Ojo con tu mochila y bolsillos traseros del pantalón. ¿Hay solución? Claro que sí.

 

Primero, cartera en bolsillos delanteros y, cuando sea posible, lleva tu mochila hacia delante, sobre todo si andas por calles muy transitadas o están en los transportes públicos a hora punta.

 

Por cierto, ya sabes las horas a las que comemos, así que puedes imaginarte la hora en la que habrá más y menos personas utilizando transportes públicos y andando por la calle.

 

No lleves todos tus documentos contigo todo el tiempo. Deja tu pasaporte y documentos más importantes en el hotel y, si piensas que los vas a necesitar, lleva fotocopias o documentos pdf en el móvil de ellos.

 

Cuando te sientes a comer o descansar un rato, no dejes tus pertenencias desatendidas. Madrid es un lugar seguro, pero es una gran ciudad. Y eso puede traerte algún susto. Evítalos siendo precavido.

 

Y eso es todo, ahora sólo queda disfrutar de esta gran ciudad y, por supuesto, quedarte en el mejor hostel de toda la ciudad. ¿Alguna duda? Claro que no, hablamos de CATS Hostel.